Diccionario de alimentos sanos


  Robellones

En el bosque los robellones son fáciles de reconocer, aunque tan pronto como llega el otoño pueden encontrarse sin problemas en los mercados. Permanecen poco en ellos, porque al ser sensibles a las bajas temperaturas desaparecen cuando empieza a arreciar el frío. Como otras setas, aportan pocas calorías: 27 por 100 gramos. Proporcionan fibra (3%), proteínas (2%), minerales como potasio (16 mg/ 100 g), fósforo (74 mg) y hierro (1,3 mg), así como vitaminas B1 (0,1 mg) y C (6 mg). Conocidos también como níscalos, se han convertido en una de las setas más populares del otoño por su carnosidad y sabor intenso. Dan lo mejor de sí cuando se saltean a la brasa o se asan al horno con una sencilla picada de ajo y perejil con aceite de oliva.
      .........................................................................................................................................................................................................