Diccionario de alimentos sanos


  Semillas de amapola

De las flores que salpican de rojo el verdor de los trigales en primavera se obtienen unas semillas muy apreciadas para decorar panecillos y pasteles. Además de hacer aún más atractivo al trigo y otros cereales con su color negruzco y un dulzor anuezado, las semillas de amapola enriquecen casi cualquier plato con sus abundantes nutrientes. Y es que pese a su diminuto tamaño constituyen una fuente excelente de minerales. Una ración de 30 gramos cubre nada menos que la mitad de las necesidades diarias de calcio, además de proporcionar fósforo, magnesio, hierro, cinc y manganeso. Sus grasas, principalmente ácido oleico y omega-6, las hacen algo calóricas (160 cal/30 g) pero protegen la salud cardiovascular. Resultan exquisitas en ensaladas, salteados y con legumbres.
      .........................................................................................................................................................................................................