Diccionario de alimentos sanos


  Cerezas picotas

Los entusiastas de las cerezas, que son multitud, tienen suerte, porque cuando parecía que ya se acababan, en julio aparecen las picotas. De hecho
se pueden encontrar desde mediados de junio y hasta agosto. Se venden sin el pedúnculo porque las cerezas caen del árbol por su propio peso, cuando alcanzan su estado óptimo. De consistencia más firme que sus hermanas primerizas, las picotas son más ricas en antocianinas, ese pigmento rojo que las hace tan llamativas y que desarrollan en el árbol. Tomar cerezas ayuda a
retrasar el envejecimiento de las células. Ricas en fructosa y en fibra, son también alcalinizantes, permiten regular los niveles de ácido úrico y reducen el dolor en las articulaciones. Comerlas frescas es un placer, pero también se elaboran con ellas zumos, sorbetes, mermeladas y pasteles.
      .........................................................................................................................................................................................................