Diccionario de alimentos sanos


  Pepino

Su popularidad en toda la cuenca mediterránea permite encontrarlo en innumerables recetas veraniegas de diferentes países, desde cremas como el tzatziki griego o sopas frías como el gazpacho andaluz a ensaladas de lo más variadas, en las que el tomate, la cebolla y los quesos frescos son compañeros habituales. Y no es extraño, pues el pepino, compuesto hasta en un 95% por agua, resulta no solo ligero (12 cal/100 g) sino jugoso y refrescante. Su abundante potasio (136 mg/100 g) y escaso sodio (2 mg) potencian su efecto diurético y depurativo. Además enriquece los platos con sus vitaminas: un pepino mediano (250 g) proporciona el 18% del ácido fólico necesario al día y el 13% de la vitamina C. Aunque suele pelarse, puede comerse con la piel, cuyos esteroles ayudan a reducir el colesterol.
Su mejor temporada: a partir de la primavera hasta principios de otoño.
      .........................................................................................................................................................................................................